Retos financieros MYPE frente a la inflación y un entorno post COVID

Angélica Sigüenza: los cinco dólares que se convirtieron en un exitoso emprendimiento

Todo comenzó en 2015 cuando, con una inversión inicial de solo 5 dólares Angélica logró hacer y vender dos docenas de panecillos. En pocas semanas sus ventas se multiplicaron por cuatro. En la actualidad, en un sector tradicionalmente dominado por hombres, Angélica emplea a 11 personas y su negocio tiene sucursales en Santa Ana y San Salvador.

El comienzo…

A una edad en la que muchas jóvenes se dedican a sus estudios y a hacer planes para el futuro, Angélica se vio enfrentada a la maternidad. Tras quedar embarazada a los 16 años, su vida dio un giro inesperado, con nuevos retos que afrontar y con poco apoyo de su pareja. Sin embargo, en 2014, cuando el padre de su hijo se vio obligado a migrar, ella se encontró en la necesidad de buscar una alternativa para sostener a su familia. En este momento de gran adversidad, Angélica decidió cambiar el rumbo de su vida, volviendo a vivir con su madre y buscando formas de mantenerse y cuidar de su hijo.

Fue entonces cuando, con una pequeña inversión de solo 5 dólares, Angélica comenzó a vender cruasanes en las escuelas locales. Este emprendimiento fue un respiro para sus finanzas, generándole ingresos y permitiéndole recuperar gradualmente el control sobre su vida.

Para su sorpresa, la respuesta del mercado fue impresionante. En pocas semanas había cuadriplicado sus ventas, los cruasanes se vendían rápidamente y se dio cuenta de que tenía un negocio en ciernes. Su pasión y dedicación la llevaron a aprender lo necesario para mejorar su producción y atender la creciente demanda. En poco tiempo, su negocio, al que llamó Innova Croissant, se expandió a varias escuelas y colegios, convirtiéndose en un nombre conocido en la comunidad.

Aunque la falta de experiencia empresarial y el acceso limitado a recursos financieros eran obstáculos significativos, Angélica nunca se dio por vencida. Buscó apoyo en su comunidad y en organizaciones locales que ofrecían capacitación y asesoría a pequeños empresarios. Estas conexiones le dieron las herramientas necesarias para administrar su negocio de manera más eficiente.

Adaptación y perseverancia

En 2020, la pandemia por COVID la colocó ante nuevos desafíos, pero también le ofreció nuevas oportunidades. Angélica se adaptó rápidamente y utilizó las redes sociales para promocionar sus productos y encontrar nuevos clientes. Su perseverancia la llevó a dar un paso significativo: abrir una sucursal en Santa Ana. Con un nuevo préstamo bancario, estuvo lista para enfrentar los riesgos y oportunidades que le presentaba este nuevo mercado.

Después de la pandemia, Angélica expandió su cartera de clientes y experimentó un aumento en los pedidos al por mayor. Los pedidos crecieron tanto que su hermano y su madre tuvieron que involucrarse en las operaciones productivas y de distribución. Esto es común en el sector MYPE, donde la mayoría de las empresas son operadas por familiares. Según nuestro informe MYPE 2023, se estima que alrededor del 40.5% de las personas empleadas en el sector son familiares de los administradores del negocio. 

Angélica también ha utilizado su éxito para retribuir a la comunidad que la apoyó, participando en programas de mentoría para jóvenes emprendedores y ofreciendo empleo a madres solteras que enfrentan desafíos similares a los que ella experimentó. Para 2024, su empresa de Angélica se ha convertido en una pequeña empresa que brinda empleo a 11 personas, de las cuales 8 son mujeres, contribuyendo a mejorar su situación y a reducir la brecha de género en un segmento donde la mayoría de las empresas (70%) son administradas por hombres.

Para el futuro, Angélica tiene planes ambiciosos para seguir creciendo y diversificando su negocio. Ahora explora la apertura de nuevas sucursales en otras ciudades y la posibilidad de introducir nuevos productos. Su visión aspira a crear una cadena de panaderías que ofrezcan productos de alta calidad, reconocidas por su compromiso con la excelencia y la innovación. Angélica Sigüenza ha demostrado que con determinación se pueden superar obstáculos y alcanzar el éxito

Infografias_Mesa de trabajo 1

Retos financieros MYPE frente a la inflación y un entorno post COVID

Retos financieros MYPE frente a la inflación y un entorno post COVID

En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, las micro y pequeñas empresas (MYPE) son el alma de la economía salvadoreña. Estos emprendedores, resilientes y dedicados, navegan constantemente los desafíos de la inflación y los efectos de la pandemia. Pero, ¿qué tan saludables son las finanzas de las MYPE en El Salvador hoy en día?

Un reciente estudio del Observatorio MYPE, que abarca a 574 empresarios de 14 municipios, arroja luz sobre la situación financiera de este crucial sector. La salud financiera promedio de las MYPE es de 7.5 sobre 10, lo que indica una gestión competente, pero con amplio margen de mejora. ¿Qué revelan realmente estos números?

empresarios de 14 municipios

0

La distribución de la salud financiera entre los empresarios muestra que el 58.89% se encuentra en un estado de salud media, lo que implica una gestión adecuada pero no óptima. Este grupo podría beneficiarse significativamente de estrategias financieras mejoradas. Por otro lado, el 36.76% de los empresarios demuestra un manejo financiero robusto, ofreciendo un modelo a seguir para otros. Sin embargo, el 4.36% enfrenta vulnerabilidades críticas, necesitando urgente apoyo y asesoramiento.

¿Dónde se ubica tu empresa?

Para evaluar dónde se encuentra tu empresa, es útil considerar estas tres categorías: salud media, salud alta o salud baja. La mayoría de los empresarios están en el rango medio, indicando una gestión adecuada pero mejorable. Si tu negocio podría beneficiarse de mejores estrategias financieras, tal vez sea el momento de actuar. Algunas empresas muestran una gestión sólida, sirviendo como ejemplo para el resto. Sin embargo, hay un pequeño grupo que enfrenta serias dificultades y requiere apoyo inmediato.

El estudio también revela diferencias interesantes según el tipo de empresa. Las pequeñas empresas, gracias a su agilidad organizativa, parecen tener una ventaja en la adecuación financiera. Sin embargo, ¿qué mantiene despiertos a los empresarios MYPE por la noche?

Aunque el manejo del presupuesto no es la mayor preocupación, aquellos que lo priorizan lo hacen con gran eficacia, sugiriendo que un buen presupuesto es clave para la estabilidad financiera.

Fortalecer la educación financiera, mejorar el acceso a asesoría y compartir mejores prácticas son pasos cruciales para mejorar la salud financiera de las MYPE. Estos cambios no solo estabilizarán tu empresa, sino que también potenciarán su capacidad para crecer y prosperar en un entorno económico en constante cambio.

Empresarios de subsistencia en un mundo con inflación

Empresarios de subsistencia en un mundo con inflación

Entre datos y vidas: estampas de una lucha

La economía salvadoreña se caracteriza por el predominio absoluto de las micro y pequeñas empresas (MYPE) como principales fuentes del 70% del empleo. Aproximadamente el 95% de las empresas están compuestas por MYPEs; dentro de este grupo, los empresarios de subsistencia representan una mayoría con un 49%. A pesar de su importancia en la economía, su realidad aún es poco conocida.

En un esfuerzo por aclarar la situación de este segmento, el Observatorio MYPE realizó un estudio en comunidades de todo el país, entrevistando a 537 empresarios, de los cuales el 66% eran de subsistencia. El estudio revela preocupaciones significativas: sus negocios solo alcanzan para cubrir necesidades básicas como la alimentación, dejando poco o ningún margen para gastos esenciales.

La lucha de Henry

Henry, un barbero en su hogar, encarna la dura lucha de un amplio sector de empresarios de subsistencia que se ganan la vida y con ello alimentan a muchos de los hogares en condiciones similares, la mayoría liderados por mujeres (60% de empresas en el sector de subsistencia son lideradas por mujeres). Como muchos empresarios de este tipo, Henry es de mediana edad, 30 años, y apenas pudo terminar su educación básica.

“Al inicio, venir de una familia de pocos recursos fue un gran desafío. Me costó comprar las herramientas necesarias, pero ahorré y logré comprar mis primeras máquinas, lo que mejoró mi negocio.” comenta Henry. Esta limitación influye en su capacidad para gestionar y expandir su negocio, restringiendo sus oportunidades de crecimiento.

Desde temprana edad, Henry mostró interés en los negocios. A los 13 años comenzó a vender pan y, después de terminar sus estudios, optó por aprender el oficio de la barbería, en el cual ya lleva seis años. “La falta de empleo fue una gran motivación para emprender; al no encontrar trabajo” comenta Henry. Muchas personas le aconsejaron que aprendiera un oficio, con la esperanza de abrir puertas y tener mayores oportunidades.

El negocio de Henry tiene niveles de ventas por debajo de los 600 dólares, con una media de 585 dólares mensuales. Con un margen aproximado del 50%, apenas le alcanza para sufragar parcialmente sus gastos de comida, transporte, educación y salud. Su capacidad para cubrir sus gastos ha venido cayendo mes a mes como resultado de la inflación. Cada día se enfrenta a crecientes dificultades para pagar sus gastos, lo que lo obliga a reducir la calidad y cantidad de comida para él y su familia. A esta situación para muchos empresarios, se suma el pago de créditos que están atrasados que representan más del 50% de su ingreso disponible, y solo con el apoyo de las remesas logran salir adelante.

Entre la supervivencia y la pobreza extrema

El índice de precios al consumidor para alimentos y bebidas no alcohólicas cerró en mayo en $156.28, reflejando un incremento del 2.71% respecto al año anterior. De forma acumulada, en los últimos 3 años, la inflación se sitúa en un 25% en promedio. Esta tendencia inflacionaria pone una presión constante sobre los hogares salvadoreños, especialmente aquellos con ingresos limitados. Para los empresarios de subsistencia, estos aumentos en los precios de los alimentos básicos representan una carga adicional ya que sus ingresos deben estirarse aún más para cubrir estos incrementos.

El rescate de las remesas: salvavidas para empresarios en apuros

Si no fuera por la ayuda que recibe de sus familiares, Henry no podría sobrellevar el creciente aumento de los precios y la disminución de las ganancias de su negocio. Como tres de cada diez salvadoreños, las remesas juegan un papel crucial en la supervivencia de muchos empresarios de subsistencia. El 33% de ellos recibe remesas con un promedio de $259 y, de este grupo, el 39% ha considerado mejorar su negocio con estos fondos. Sin embargo, la dependencia del sector de remesas refleja la insuficiencia de los ingresos generados por sus negocios, perpetuando un ciclo de dependencia económica externa.

Desafíos país de cara a esa problemática

Los empresarios de subsistencia en El Salvador enfrentan una serie de desafíos económicos y sociales que dificultan su capacidad para mejorar sus condiciones de vida. La inflación, el alto costo de la canasta básica y la falta de programas de rescate crediticio son solo algunos de los obstáculos que deben superar. A pesar de esto, Henry, como miles de empresarios de subsistencia, ha visto mejorar sus ventas en el cierre del trimestre pasado y espera con optimismo este próximo trimestre.

Henry es un ejemplo de la resiliencia y de la actitud admirable con la que este tipo de empresa familiar lucha para sobrevivir en un mundo con inflación. Su historia es un testimonio del esfuerzo incansable y la valentía de aquellos que, a pesar de las adversidades, continúan adelante, sosteniendo no sólo a sus familias, sino también contribuyendo significativamente a la economía del país.

Empresarios MYPE arrancan el año con optimismo y buen desempeño

Empresarios MYPE arrancan el año con optimismo y buen desempeño.

El primer trimestre de 2024 ha sido un comienzo prometedor para las MYPE que destaca por un optimismo creciente en la economía. El Índice de Confianza Empresarial para el primer trimestre 2024 ha alcanzado los 105.8 puntos, registrando una puntuación alta con respecto a años anteriores y por encima del cuarto trimestre 2023.

Análisis de resultados

El reciente informe trimestral ofrece una visión alentadora para las MYPE, evidenciada por el aumento del Índice de Confianza Empresarial, que evalúa la percepción de los empresarios sobre la economía. Este índice ha crecido significativamente cerrando en 105.8, este puntaje refleja optimismo respecto al futuro económico y una confianza fortalecida, impulsada principalmente por expectativas optimistas a corto plazo y una mejor percepción de la situación actual en comparación con el mismo periodo del año anterior. Durante este primer periodo la proporción neta de empresarios con una opinión favorable sobre el desempeño de sus negocios fue de 24.8%, un incremento de 7.7 puntos frente al primer trimestre de 2023. 

Con respecto a la dinámica por segmento mype, las pequeñas empresas han liderado este crecimiento con un índice de 108.5 puntos, seguidas por los segmentos de subsistencia y acumulación ampliada, con índices de 107.3 y 107.1 respectivamente. Estos datos sugieren un entorno favorable para la inversión y la producción a corto plazo, destacando también una tendencia de crecimiento sostenido que estos tres segmentos han mantenido durante los últimos tres trimestres. Esto es positivo, ya que refleja una solidez en el desempeño del sector y es especialmente relevante para el segmento de subsistencia, indicando que una parte considerable de estos empresarios podría estar en transición hacia empresarios de acumulación simple, lo que representa una mejora en la calidad de vida.

Perspectivas por sector económico

Al examinar la dinámica del sector MYPE por sector económico, se observa que, a pesar de una contracción en el sector transporte, este sigue siendo el líder con un índice de 109.3. Le siguen los sectores de comercio y agropecuario, ambos mostrando mejoras y cerrando con índices superiores a 107 puntos. Este panorama refleja un entorno heterogéneo donde, aunque algunos sectores enfrentan desafíos específicos, la tendencia general es hacia la mejora y el crecimiento.

Inhibidores y desafíos

A pesar del optimismo, aún existen desafíos que los empresarios perciben y que prevalecen en la economía. El aumento de la competencia y una disminución en la demanda fueron citados como principales inhibidores por un considerable número de empresarios. Adicionalmente, un 31% de los empresarios reportaron dificultades para acceder a financiamiento, lo que podría obstaculizar la expansión y el crecimiento futuro. Por último, los empresarios aún manifiestan que la inflación sigue siendo un desafío en sus actividades, el 39.60 por ciento de los empresarios consideran que los precios de compra de mercadería y materia prima aumentaron, 1.5 por ciento más que el trimestre anterior.

Perspectivas futuras

El crecimiento del Índice de Confianza Empresarial es un buen indicador que sugiere un mejor desempeño para los próximos trimestres. Las expectativas para el próximo trimestre son altamente positivas, con un 61% de los empresarios anticipando una mejora en el desempeño de sus negocios. Este optimismo que se percibe en el sector es prometedor y podría traducirse en un crecimiento sostenido a lo largo del año. Sin embargo, es importante mantener cautela ante estos repuntes del índice, ya que un análisis histórico muestra que, aunque el sector siguió una tendencia similar en los últimos tres trimestres de 2021 y comenzó el primer trimestre de 2022 con un índice de confianza empresarial fuerte, luego se desplomó por debajo de los 100 puntos cerrando el segundo trimestre de 2022 en 97.4. Esto significa que, ante este entorno de optimismo, será crucial mantener una posición vigilante frente a los principales inhibidores señalados por los empresarios y aprovechar las oportunidades de la mejor manera posible.

Por lo tanto, aunque la dinámica empresarial MYPE ha comenzado el año con una nota alta, reflejando un entorno económico favorable, será crucial mantener la atención en los desafíos estructurales y en desarrollar estrategias para superar los inhibidores que podrían frenar este impulso y asegurar un crecimiento sostenido del índice. Esto requerirá que los empresarios y las entidades de apoyo se enfoquen en estrategias que fortalezcan la resiliencia para fomentar un crecimiento inclusivo y sostenido en el sector.

Clima de Confianza Empresarial- Primer Trimestre 2024

Clima de Confianza Empresarial - Primer Trimestre 2024

El sector MYPE inicia año con optimismo y expectativas altas para el segundo trimestre 2024

Obtén acceso al informe completo aquí

SITUACIÓN ACTUAL

El 38.4 por ciento de los empresarios manifestaron que el desempeño de sus negocios en el primer trimestre 2024 fue favorable, mientras que solo el 13.6 por ciento opinó lo contrario.

El Indicador de Situación, que equivale al porcentaje neto de empresarios MYPE con una marcha favorable en sus negocios, fue de 24.8 por ciento. Este porcentaje resulta de la diferencia entre los dos valores señalados en el párrafo anterior.

En el periodo evaluado la proporción neta de empresarios con opinión favorable disminuyó en -4.6 por ciento en comparación al trimestre anterior, sin embargo, al compararlo con los resultados del año 2023 para el mismo período, el porcentaje de empresarios con opinión favorable que supera a los de valoración desfavorable, muestra un crecimiento de 7.8 puntos para este primer trimestre 2024.

EXPECTATIVA

El porcentaje de empresarios con expectativas favorables para el siguiente trimestre creció en 8.4 por ciento, cerrando en 61 por ciento. Esto tuvo un impacto positivo sobre el Indicador de Expectativa que alcanzó 55.6 puntos, 11.6 por ciento más que el trimestre anterior. Este indicador representa en cuanto supera el porcentaje de empresarios con una apreciación futura favorable con respecto a los de opinión desfavorable.

CONFIANZA EMPRESARIAL

La confianza empresarial, que resulta de la combinación de los dos componentes anteriores, define el momento coyuntural de la economía en tres categorías: Pesimista, Neutral u Optimista.

Un resultado por debajo de -20 significa una condición pesimista, que corresponde a un momento que no es propicio para la inversión ni el aumento en la producción, suponiendo que habrá un decrecimiento económico en los próximos meses. Cuando el indicador oscila entre -20 y +20, señala que los empresarios no advierten cambios significativos en la economía. Será un momento optimista cuando el indicador supere +20, los empresarios creen que la economía va a presentar un crecimiento positivo en los próximos meses.

El siguiente gráfico presenta una comparativa de la Confianza Empresarial por trimestre para cada año. Al cierre del primer trimestre de 2024, el indicador alcanzó 39.7, la puntuación más alta registrada para este periodo hasta la fecha. Este puntaje indica un momento de optimismo en la economía, con empresarios que anticipan un entorno económico favorable y un clima propicio para la inversión, el aumento en la producción y el empleo, previendo que sus inversiones serán rentables.

COMENTARIOS

Este año se destaca por un buen comienzo de período en la confianza de los empresarios MYPE. Si el último trimestre del año pasado estuvo impulsado por la situación de los negocios, este primer periodo 2024 se caracteriza por un prolongado efecto del cierre de año anterior y el crecimiento en las expectativas para el siguiente trimestre.

En el periodo evaluado, los empresarios con una opinión favorable sobre el desempeño de sus negocios pasaron del 40.8 por ciento de los encuestados del último trimestre 2023 a 38.4% en este primer período 2024. Mientras que quienes calificaron como desfavorable el comportamiento de sus negocios aumentaron levemente de 11.4 a 13.6 por ciento en los mismos períodos respectivamente. Al consultar sobre como esperan el desempeño de sus negocios en los próximos tres meses, el porcentaje de empresarios con expectativas favorables creció de 52.6% a 61.0% en este cierre de marzo 2024. Por otro lado, los empresarios con expectativa desfavorables se vieron disminuidos de 8.6% a 5.5%.

Al analizar la tendencia del Índice de Confianza Empresarial por segmento, resalta que la mayoría ha experimentado un crecimiento, con la excepción del segmento de acumulación simple. La pequeña empresa se posiciona como líder, cerrando con 108.5 puntos. Le sigue el segmento de subsistencia con 107.3 puntos, en tercera posición se encuentra el segmento de acumulación ampliada con 107.1 puntos. Por último, le sigue el segmento de acumulación simple que ha experimentado una contracción, cerrando en 99.4 puntos después de haber superado el trimestre anterior los 100 puntos. Este último segmento refleja una vulnerabilidad de sus empresarios a caer en situaciones de un empresario de subsistencia.

Al analizar la tendencia por sector económico, se observa que, a pesar de experimentar una contracción de 3.4 puntos, el sector transporte sigue liderando con un Índice de Confianza Empresarial de 109.3. Seguido se encuentran el sector de Comercio y el Agropecuario, ambos mostrando mejoras respecto al trimestre anterior y cerrando con un índice de 107.8. Así mismo, el sector de producción registra un puntaje de 101.9 y por último el sector de servicios se mantiene por debajo de 100, con un crecimiento leve, cerro el trimestre con un índice de 99.1.

Otros hallazgos

Dinámica de ventas - Cuarto trimestre 2023
Aumento de ventas 23%

El 23 por ciento de los empresarios manifestó que sus ventas aumentaron en los primeros tres meses del año versus el último trimestre 2023.

Inversión en el sector
Aumento de inversión 25.8%

25.8 por ciento manifestó que invirtió más que el trimestre anterior en su negocio, este porcentaje es 5.1 puntos menor al trimestre anterior. 

Empleabilidad en el sector
Más empleos 22.1%

La cantidad de empresarios que contrató más personal para su negocio fue de 22.1 por ciento, 3.1 menos que el trimestre anterior.

Comportamiento de los precios de mercadería y materias primas
Precios aumentaron 39.6%

Los precios de compra de mercadería y materia prima aumentaron para un 39.6 por ciento de los empresarios, 1.5 por ciento más que el trimestre anterior, señalando a la inflación algunos empresarios como el problema más importante al que se enfrentan sus empresas.

INHIBIDORES

0 %

de los empresarios resienten un aumento de la competencia, 1 más que el trimestre anterior.

0 %

manifestó una disminución en la demanda, 2 más que el trimestre anterior.

0 %

de los empresarios señaló dificultades para acceder a financiamiento, 1 más que el período anterior.

0 %

identificó la escasez de mercadería como un desafío en el periodo evaluado.  

0 %

expresó ser afectado por disposiciones municipales y de gobierno para operar, 4 más que el período anterior.

0 %

señaló que la atención de situaciones familiares o de índole personales representa una barrera al operar su negocio a plenitud.

0 %

de los encuestados manifestó verse afectado por la delincuencia, un aumento de 1 respecto al trimestre anterior.

Emprendimiento local: La llave para anclar esperanzas en El Salvador


Emprendimiento local:

La llave para anclar esperanzas en El Salvador

En El Salvador, la historia de la migración es un relato largo y complejo que se extiende desde los años ochenta, marcados por los conflictos de la guerra civil, hasta nuestros días, reflejando un aumento constante y significativo de salvadoreños que buscan nuevas oportunidades en el extranjero. El último informe del Observatorio Mype de Fusai,  titulado “La otra Cara de la Economía” nos ofrece una visión novedosa, revelando el potencial que tiene el emprendimiento local no sólo para transformar la economía del país, sino para contener el flujo migratorio.

Este fenómeno, que ha visto incrementar la diáspora salvadoreña en un 250% desde el año 2000, es abordado hoy con una propuesta innovadora y prometedora: fortalecer las micro y pequeñas empresas (MYPE), que representan aproximadamente el 95% del tejido empresarial del país y generan cerca del 60% del empleo. Estos datos no son solo cifras frías, son un testimonio de la capacidad de las MYPE para sostener y enriquecer la economía local.

Impacto de emprendimiento

El impacto del emprendimiento es particularmente notable cuando se observa la caída dramática en la propensión a migrar tras iniciar una actividad empresarial. Según el informe, entre los hombres, la propensión a emigrar se desploma de un 26.4% a un escaso 6.4%, una disminución del 75%. En mujeres, la inclinación a migrar se reduce en casi dos tercios. En sectores con alta predisposición a la migración, como el transporte y restaurante, iniciar un negocio ha resultado en una reducción de más del 50% del deseo de migrar.

Este poder transformador del emprendimiento se refleja también en historias recogidas de lugares como Ahuachapán, La Unión y Morazán, donde la iniciativa empresarial ha reducido significativamente la intención de migrar, mostrando disminuciones de hasta el 63%. Estas regiones, marcadas por altas tasas de intención migratoria, han encontrado en el emprendimiento una estrategia efectiva para ofrecer a sus ciudadanos alternativas viables que los retengan en sus comunidades de origen.

El informe “La otra Cara de la Economía”,  no solo arroja luz sobre la eficacia del emprendimiento como herramienta económica, sino que también lo posiciona como un catalizador de cambio social y un ancla emocional para muchas familias salvadoreñas. La creación de oportunidades dentro de las fronteras nacionales es una historia de éxito, de esperanza y posibilidades, una historia que resuena con fuerza en un país en búsqueda de soluciones duraderas.

En este contexto, la apuesta por el emprendimiento no es solo una medida económica; es un compromiso con el futuro de El Salvador, una apuesta por un país donde sus ciudadanos no solo sobreviven, sino que prosperan. La promoción y el apoyo continuo a las MYPE son estrategias necesarias e imperativos éticos que pueden definir el curso de la nación en las próximas décadas.

¿Qué es la felicidad para las Mypes de El Salvador?

¿Qué es la felicidad para las Mypes de El Salvador?

Recientemente, el Observatorio MYPE de FUSAI se adentró en el estudio del bienestar empresarial, examinando la felicidad como una métrica crucial en la calidad de vida de los empresarios de micro y pequeñas empresas. En lo que podría ser un resultado destacable de la sociología de la microempresa, casi 1,000 empresarios desentrañaron sus fuentes de satisfacción personal, revelando resultados que parecen comunes a otras latitudes de América Latina.

La familia y los amigos

En la vanguardia de la felicidad se encontró la familia y los amigos, constituyendo la fuente principal de alegría para un sustancial 49.8% de los consultados. Este hallazgo no es trivial: las MYPEs en estas regiones a menudo se entretejen con la trama de las relaciones familiares, subrayando que el apoyo social y la cohesión familiar no son meros accesorios sentimentales, sino pilares fundamentales en la arquitectura de las empresas familiares.

¿Qué cosas hacen que se sienta feliz?
Familia y amigos 49.8%
Bienestar económico 27.9%
Salud 20.4%
Reproducir vídeo

Bienestar económico y salud

El bienestar económico siguió con un robusto 27.9% marcando su territorio en el mapa de la felicidad. Un descubrimiento que destaca la urgencia de políticas que propicien el crecimiento económico de estas entidades, no a través de paliativos temporales, sino mediante la promoción de un ecosistema empresarial inclusivo y fértil para la innovación y el desarrollo.

La salud no quedó relegada, con un 20.4% de los empresarios reconociendo su valor incalculable. Esto resalta la necesidad de políticas de salud robustas y accesibles que fomenten un bienestar holístico para los empresarios y sus familias.

Cuando se les preguntó sobre cambios en su entorno empresarial que podrían amplificar su felicidad, la creación y mejora de empleo ocupó el lugar preponderante con un 38.9%, seguido por cambios en la economía con un 31.1%. Estos resultados apuntan a un anhelo colectivo por un horizonte económico expandido, donde la satisfacción laboral y la estabilidad económica son vistos como los nuevos “El Dorado”.

¿Qué le gustaría que cambie en El Salvador para que su vida sea más satisfactoria?
Más y mejores trabajos 38.9%
Aspectos económicos 31.1%
Empatía e involucramiento del pueblo 13.6%

Un dato revelador: un índice de felicidad significativa

El estudio reveló un índice de felicidad de 7.90, una cifra que, si bien refleja una satisfacción general, también destapa la existencia de oportunidades para elevar aún más el bienestar de este sector.

Los resultados destapan un mosaico de perspectivas que deberían guiar el desarrollo de políticas y estrategias bien cimentadas, que busquen no sólo la supervivencia, sino el florecimiento de las MYPEs en la región. Con una planificación sagaz y visión a largo plazo, las políticas podrían sentar las bases para un futuro donde el éxito y la satisfacción sean más accesibles.

Cerramos con una cita de Sydney J. Harris que resume este ethos: “La felicidad es una dirección, no un lugar”. Para las MYPEs de El Salvador, ese camino se ilumina con el análisis de lo que propicia la felicidad empresarial, un viaje que todos en el ecosistema microempresarial harían bien en emprender.

Informe especial sobre empresarias MYPE en El Salvador

Informe especial sobre empresarias MYPE en El Salvador

Liderazgo femenino en las MYPE: Consideraciones para un futuro más inclusivo y equitativo

Este informe breve se sitúa en el marco del mes conmemorativo de los derechos de la mujer. Enfocaremos nuestra atención en la dinámica de las mujeres dentro del sector MYPE a lo largo del 2023, con el objetivo de obtener una visión actualizada de la situación en la que se encuentran.

Según datos de la última investigación del Observatorio MYPE, las mujeres representan el 60% de las unidades económicas en este sector, es decir, 6 de cada 10 mypes son lideradas por mujeres. Esta presencia destacada no solo subraya su relevancia, sino que también las sitúa en un rol crucial para impulsar el desarrollo económico en este ámbito.

De acuerdo con el Índice de Confianza Empresarial IV 2023 del Observatorio, las empresarias mype mantuvieron un optimismo estable ante la economía, reflejado en una confianza empresarial sostenida que se situó por encima de los 20 puntos. Este optimismo resiliente se tradujo en un Índice de Confianza que superó los 100 puntos a lo largo del año, indicando un desempeño general positivo. El último trimestre, en particular, destacó como el más próspero, cerrando en 102.5 y continuando una tendencia ascendente en el sector MYPE. Estos datos indican que el sector femenino MYPE demostró un sólido desempeño y resiliencia frente a los desafíos presentados durante el año.

Las expectativas para el primer trimestre de 2024 son alentadoras, con un impresionante 91.7% de empresarias anticipando un trimestre igual o mejor que el año anterior. Más del 50% vislumbra un año mejor, mientras que el 39.3% espera mantener un desempeño similar. Solo un pequeño porcentaje, el 8.3%, prevé un primer trimestre desfavorable en 2024.

Al explorar las barreras de 2023, la competencia destaca como el principal desafío, seguido por dificultades financieras y la disminución de la demanda. Sin embargo, el último trimestre mostró una reducción de estos obstáculos, evidenciando la notable capacidad de adaptación y resistencia de las empresarias.

Como novedad dentro de la encuesta para el último trimestre del 2023 se indagó sobre las necesidades más apremiantes para las empresarias del sector. El 54% expresó la expansión de sus negocios como la principal necesidad, seguido por el 13% que busca un retiro confortable y el 10.6% que anhela adquirir una vivienda. Estos datos indican una diversidad de metas y aspiraciones, destacando la importancia de diseñar políticas y programas de apoyo que aborden las variadas necesidades de las empresarias en el sector MYPE.

En conclusión, los datos no solo evidencian el excepcional desempeño y la resiliencia demostrada por las empresarias MYPE en El Salvador durante el 2023, sino que también iluminan los desafíos clave que enfrentaron y las necesidades cruciales del sector en la actualidad. Resalta la contribución destacada de estas mujeres al liderar más del 50% de las unidades económicas en el sector, subrayando la importancia de considerar cuidadosamente políticas públicas para abordar efectivamente sus necesidades y desafíos. Esto es esencial para fomentar un entorno empresarial más inclusivo y equitativo.

Formulario Clima de confianza empresarial – Primer Trimestre 2024

    Suscríbete para descargar el informe completo.

    Nombres

    Apellidos

    Edad

    Correo electrónico

    ¿Cuál te identifica?

    Campo de interés


    Clima de Confianza Empresarial- Cuarto Trimestre 2023

    Clima de Confianza Empresarial- Cuarto Trimestre 2023

    La inflación es el problema más importante que enfrentan hoy en día los propietarios de las mype

    Obtén acceso al informe completo aquí

    SITUACIÓN ACTUAL

    El 40.8% de los empresarios encuestados dijo que sus negocios tuvieron un buen desempeño en el último trimestre de 2023, mientras que solo el 11.4% opinó lo contrario. El Indicador de situación, que representa el porcentaje neto de empresarios mype con un buen desempeño en sus negocios, es del 29.4%. Esto se calcula restando los dos valores mencionados anteriormente.

    Según el Gráfico 2, la proporción neta de empresarios con una opinión positiva mejoró en un 22.4% en el trimestre. Sin embargo, al comparar con los resultados del año 2022, el porcentaje de encuestados con una opinión positiva disminuyó en un 11.7% para el cierre del año 2023.

    EXPECTATIVA

    El Indicador de expectativa representa el porcentaje de encuestados con una visión positiva sobre el futuro en comparación con aquellos que tienen una opinión negativa.

    Como se observa en el Gráfico 3, los propietarios de empresas que tienen expectativas de mejores condiciones comerciales en los próximos tres meses disminuyeron en un 14.0%. Esto tuvo un impacto en el saldo neto de empresarios que esperan una dinámica favorable en sus negocios para el próximo trimestre, lo que resulta en un indicador de expectativa de 44.0%, lo cual es 16.4% menos que el trimestre anterior.

    CONFIANZA EMPRESARIAL

    La confianza empresarial se clasifica en tres categorías: pesimista, neutral u optimista, y se determina a partir de la combinación de los componentes anteriores. Un resultado por debajo de -20 indica una condición pesimista, lo que implica un deterioro económico. Cuando el indicador se encuentra entre -20 y +20, no se prevén cambios significativos en la economía. Un resultado por encima de +20 refleja un momento optimista, indicando un crecimiento económico esperado.

    En el Gráfico 4 se compara cada trimestre de los últimos tres años, destacando que el año pasado se caracterizó por un nivel optimista constante a lo largo de los cuatro trimestres.

    COMENTARIOS

    Los empresarios de la mype siguen siendo muy optimistas a la hora de opinar sobre sus expectativas comerciales, sin embargo, son realistas al momento de evaluar el pasado.

    El año 2023 estuvo caracterizado por un prolongado impacto inflacionario en los precios de mercadería y materias primas a las cuales tienen acceso estos propietarios de negocios. Esto hizo que el mejor Índice de confianza empresarial de 109.0, correspondiente al último trimestre del 2022, se desacelerara en los cuatro períodos evaluados del año 2023 para cerrar al final con 104.5.

    Es importante destacar que durante los tres años considerados solo en el segundo trimestre de 2021 y 2022 se registró un Índice de confianza por debajo de 100 puntos. Hay que recordar que en el segundo trimestre del primer año mencionado se produjo la normalización del reinicio de todas las actividades económicas después de un período de confinamiento y postpandemia. Este reinicio provocó un aumento de la competencia, lo cual generó un retroceso en la dinámica empresarial MYPE. Además, los problemas logísticos internacionales en el transporte de mercancías impactaron la economía local.

    El segundo trimestre del año 2022 estuvo caracterizado por un incremento en la inflación y los primeros meses de aplicación del régimen de excepción, que creó incertidumbre sobre el impacto que tendría esta medida en la actividad comercial. Es de resaltar que el clima de negocios de la micro y pequeña empresa se ha visto favorecido por las políticas de gobierno dictadas en el 2022 encaminadas a minimizar el impacto del incremento de precios de origen global, y a la reducción, casi a niveles de erradicación total, de la delincuencia. En este último estudio se destaca el hecho que solo 37 de cada 100 entrevistados señalen a la inflación como el principal problema que enfrentan sus negocios.

    Otros hallazgos

    Dinámica de ventas - Cuarto trimestre 2023
    Aumento de ventas 31.1%

    El 31.1 por ciento de los empresarios manifestó que sus ventas aumentaron en el último trimestre 2023, que equivale a un 13.3 por ciento más que el trimestre inmediato anterior. Por segmento de mercado, los pequeños empresarios son los más favorecidos, donde 49 de cada 100 empresarios manifestaron que sus ventas aumentaron en el último trimestre, 21 más que el trimestre anterior. Por el contrario, en Subsistencia aumentaron sus ventas 23 de cada 100 empresarios.

    Inversión en el sector
    Aumento de inversión 30.9%

    El 30.9 por ciento manifestó que invirtió más que el trimestre anterior en su negocio, que equivale a un 11.1 por ciento más que el período anterior.

    Empleabilidad en el sector
    Empleos aumentaron 25.2%

    La cantidad de empresarios que contrató más personal para su negocio fue de 25.3 por ciento, 10.4 más que el trimestre anterior.

    Comportamiento de los precios de mercadería y materias primas
    Precios aumentaron 38.1%

    Los precios de compra de mercadería y materia prima aumentaron para un 38.1 por ciento de los empresarios, un 2.2 por ciento menos que el trimestre anterior. Al analizar por segmento de mercado, fue en la Microempresa de Acumulación Simple donde más empresarios han comentado que los precios aumentaron, con 43 de cada 100 entrevistados, contrario a Subsistencia donde solo 31 de cada 100 manifestaron un aumento de precios.

    INHIBIDORES

    0 %

    44 de cada 100 entrevistados resienten un aumento de la competencia, 1 menos que el trimestre anterior.

    0 %

    30 por ciento manifestó una disminución en la demanda, 2 menos que el trimestre anterior.

    0 %

    La escasez de mercadería para comprar fue atribuida en 18 de cada 100 encuestados, 8 menos que el trimestre anterior.

    0 %

    7 por ciento se vio afectado por las disposiciones municipales y de gobierno para operar.

    0 %

    La atención de situaciones familiares o de índole personal que lo obligan a no operar su negocio a plenitud fue señalada por 11 de cada cien propietarios.

    0 %

    30 de cada 100 empresarios señaló dificultades para acceder a financiamiento, 8 menos que el período anterior.

    0 %

    Solamente 1 de cada 100 entrevistados manifestó verse afectado por la delincuencia, una reducción de 2 respecto al trimestre anterior.

    0 %

    Los propietarios que señalaron que el problema más importante al que se enfrentan sus empresas en la actualidad es la inflación, 16 por ciento resiente aumento de la competencia, 10 por ciento dificultades financieras y disminución de demanda, además de 9 por ciento que indicó insuficiencia de mercadería.

    Suscríbete